jueves, 13 de octubre de 2011

EL ALCALDE DE ARGANDA Y DORA LA EXPLORADORA



Hace unos días, mientras paseaba por las inmediaciones del ayuntamiento, alguien me asustó al grito de ¡Agarra la cartera! Pasado el susto averigüé que ésta es la broma que muchos vecinos de Arganda hacen cuando se cruzan con el Alcalde. Que exagerados, me dije. Su antecesor y algún que otro cargo de confianza están imputados por latrocinio, pero Pablo (aún) no.
Sin embargo, tan sólo dos días después, tuve la sensación de ser robado por el Ayuntamiento y entendí el porqué del chiste. El martes 11 de octubre, los nenes, debido a que tanto su madre como yo tenemos la fortuna de disponer de empleo, comenzaban a utilizar los servicios de Comedor, los Primeros del cole (cuidado y desayuno antes del inicio de las clases) y Juegos y Merienda (cuidado y merienda después de las mismas). El primero, de gestión directa del colegio y los otros dos, de responsabilidad municipal.
En primer lugar me dirigí al colegio y realicé la inscripción indicando que la necesidad del servicio de comedor comenzaba el martes día 11. La amable funcionaria de la secretaría de La Milagrosa me indicó que me serían descontados los primeros días del mes en los cuales no se hacía uso del mismo, ya que los nenes, obviamente no generaban gasto alguno.
A la hora de realizar la inscripción en los Primeros del cole y Juegos y Merienda, y ya que la también amable funcionaria del Pilar Miró no comentaba nada sobre descontar los servicios no utilizados, se lo pregunté directamente. Ella, sin culpa alguna, poniendo cara de circunstancias y forzando una sonrisa, me pidió disculpas y me indicó que el Ayuntamiento no me descontaría esos días. Es decir, nos cobraría 36 horas de cuidado de niños, 12 desayunos y 12 meriendas que no íbamos a utilizar.
¿Se imaginan ustedes que el bar al que van cada mañana a desayunar les cobrara los cafés de los días que no pueden o no quieren ir? Pues eso es lo que está haciendo el Ayuntamiento de Arganda del Rey con los servicios que (mal) gestiona.
Si tenéis hijos seguro que conocéis a Dora la Exploradora y a los personajes que aparecen en la serie. Existe un zorro ladrón llamado Swiper que aparece prácticamente en todos los capítulos y que roba y esconde las cosas de Dora y su mono Botas. Para que el zorro no se apropie de lo que no le pertenece, Dora, Botas y los televidentes tienen que gritar ¡Swiper! ¡No robes! En la tele, si se dice a tiempo, funciona. Sin mucha esperanza de que en la vida real funcione, os animo a que cuando nos crucemos con Pablo Rodríguez Sardinero le gritemos a coro ¡Pablo! ¡No robes! y a ver si tenemos suerte.
PD: No la paguéis con los funcionarios municipales. Ellos no tienen la culpa y están cobrando tarde y mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada