jueves, 6 de diciembre de 2012

EL CAPITÁN CAVERNÍCOLA Y LA SANIDAD

Recordarán mis lectores que tras un empacho de TDT Party sufro alteraciones de personalidad. La patología no es tan grave como la que servía de argumento a Robert Louis Stevenson en su novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, pero en cualquier caso resulta preocupante, porque mi otro yo, el Capitán Cavernícola, escribe artículos para el Blog dignos de la pluma de un Jiménez Losantos cualquiera.

*Véanse CAPITÁN CAVERNÍCOLA y EL CAPITÁN CAVERNÍCOLA Y LA HUELGA GENERAL

Ayer, desoyendo las indicaciones de mi terapeuta, estuve siguiendo la protesta de la comunidad sanitaria en la Asamblea de Madrid a través de Intereconomía. Como consecuencia de ello, desperté al Capitán Cavernícola y esta noche ha dejado escritas sus opiniones sobre el conflicto.

Tras años de despilfarro en la gestión de los recursos públicos sanitarios, por fin disfrutamos de un Gobierno Central y de unos Gobiernos Autonómicos (excepto en escasos reductos llenos de ignorantes como Asturias y Andalucía) que se han puesto manos a la obra para dar solución a los desajustes creados por los sucesivos gobiernos socialistas, que como todo el mundo sabe, gastan siempre por encima de nuestras posibilidades aplicando medidas populistas como la Ley de Dependencia o el propio sistema sanitario tal y como lo conocemos.
A nadie sorprende a estas alturas que esta izquierda reaccionaria que nos ha tocado en suerte saque sus huestes a la calle contra cualquier medida que intente poner solución a sus desmanes. Sin embargo, sí que resulta sorprendente que hayan conseguido movilizar a la comunidad sanitaria, médicos y enfermeras a los que yo tenía por más inteligentes.
Estos "profesionales", a los que por lo visto sus años de universidad no les han servido para distinguir entre externalización total de los servicios y privatización, movidos por el miedo a perder sus privilegios, están armando la de Dios es Cristo; ensuciando centros médicos y hospitales con sus pancartas, panfletos y encierros; están poniendo en peligro la salud de los ciudadanos a los que dicen proteger con una huelga salvaje; y están poniendo en peligro la democracia, como pudimos ver ayer, actuando como auténticos golpistas, asaltando la Asamblea de Madrid.
Sin embargo los madrileños y los españoles en general han demostrado ser más inteligentes. Votaron en consecuencia y ahora no se dejarán engañar. Se vanagloriaban de haber conseguido que el hastag #graciasalasanidadpublica fuera trending topic, pero si se hubieran molestado en leer un poco, hubieran descubierto que la mayoría de los tuits eran como éstos:

#graciasalasanidadpublica por ofrecernos un servicio pésimo
#graciasalasanidadpublica por no respetar los horarios
#graciasalasanidadpublica por dejar que los inmigrantes la colapsen
#graciasalasanidadpublica miles de extranjeros se operan sin coste alguno
#graciasalasanidadpublica por listas de espera de más de seis meses
#graciasalasanidadpublica por hacer que tengamos verdaderas farmacias en nuestras casas
#graciasalasanidadpublica médicos ineficientes pueden tener consultas privadas
#graciasalasanidadpublica entre todos pagamos las operaciones de travestis
#graciasalasanidadpublica tenemos que dormir con gente desconocida y sus ruidosas familias

                                                                                                                      El Capitán Cavernícola

Desgraciadamente, artículos como éste no son sólo fruto de alteraciones neurológicas como en mi caso, las cuales tendrían cura en cualquiera de nuestros centros públicos. Cosas como ésta las veremos hoy escritas en la mayoría de periódicos y las podremos oír en un sinfín de televisiones y cadenas de radio. Y lo que es peor, si debajo del texto, en lugar de aparecer la firma del Capitán Cavernícola, hubiéramos visto la de Javier Fernández Lasquetty o la de Ana Mato, ninguno de nosotros nos hubiéramos sorprendido.

#graciasalasanidadpublica todos somos iguales ante la enfermedad

#tusaludnosevendesedefiende http://bobnicole-robertoherrero.blogspot.com.es/2012/11/tu-salud-no-se-vende-se-defiende.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada