jueves, 26 de diciembre de 2013

CARTA DE UN VECINO DE ARGANDA


¿Arganda del Rey? ¿Por dónde empezar? Posiblemente si le preguntases a alguien autóctono (yo soy mangurrino, es decir, no nacido aquí) te diría que es tierra de vinos, de recortadores y de gente buena y sencilla en general. Ahora bien, si te haces caso de los que cuentan de ella los medios de comunicación podrías considerarla como el paradigma del pelotazo urbanístico, en la cual los sufridos vecinos estamos pagando la juerga que se corrieron otros. Estamos hablando del epicentro de la trama Gürtel en Madrid.
El Partido Popular lleva 10 años de mayorías absolutas exprimiendo el melón de una ciudad con potencial para ello pues no en vano es la capital del sureste madrileño.
En estos 10 años la ciudad ha pasado de apenas 30.000 habitantes a 56.000, multiplicando sus barrios. Desgraciadamente los barrios no es lo único que se ha multiplicado. Se han multiplicado también el número de empresas que han abandonado su polígono industrial, el cual era el segundo más importante de la Comunidad de Madrid. Con la huída de las empresas lo que se ha multiplicado también ha sido el paro. Por seis exactamente. Hemos pasado de apenas 1.000 desempleados a más de 6.000 sin que el Gobierno municipal haya hecho nada más allá de promesas. Hasta 28.400 puestos de trabajo han prometido en macroproyectos que nunca se han llegado a materializar como la Plataforma Logística Modal, el centro de distribución de Inditex o Versalia, el centro comercial que abriría los 365 días del año.
Pero lo que de verdad está asfixiando a los vecinos de Arganda, y no porque se haya multiplicado, sino porque desgraciadamente su crecimiento ha sido exponencial, es la deuda municipal: los 16 millones que dejaron de deuda PSOE e IU en 2003 se han convertido en 122 millones de euros en los últimos años. Somos la ciudad de más de 50.000 habitantes con más deuda por vecino si exceptuamos Madrid capital: casi 2.200€ por barba. Esto supone que el 40% del presupuesto anual del Ayuntamiento se destine a pagar los intereses de los créditos contraídos.
Con un presupuesto tan mermado no hay dinero para pagar los servicios municipales, de ahí que las calles estén sucias y se pueda ver la basura sin recoger; así se entiende que no se pague a proveedores excepto pidiendo créditos que aumentan aun más la deuda; esta es la explicación de por qué aun no se han pagado las becas de ayuda de libros concedidas el curso 2012/2013; también es el motivo de que este verano no se hayan ejecutado las partidas asignadas al mantenimiento de los colegios públicos. Por cierto, uno de ellos se tiene que demoler a mitad de curso debido a su mal estado teniendo que trasladar a todos sus alumnos a un colegio concertado que tiene la mitad de sus aulas vacías. El colegio se derriba en noviembre de 2013 pese a que el Alcalde y la Consejera de Educación pusieron la primera piedra de su sustituto en la precampaña electoral de 2011.
La deuda, o mejor dicho, la falta de liquidez que provoca la deuda hace que las calles esté llenas de baches que parecen piscinas; hace que el polígono tenga un aspecto lamentable y que ninguna empresa quiera instalarse aquí; los parques están sucios; las instalaciones deportivas da pena verlas y el deporte local en general está agonizando porque el Ayuntamiento hace meses que no paga las subvenciones a los clubes deportivos, lo que hace muy difícil su continuidad.
Ya no queda de dónde recortar, excepto en el sueldo de los trabajadores municipales que será lo próximo, por lo que para compensar la escasez de ingresos, mermados por el parón de la construcción, el Ayuntamiento lleva años exprimiendo a los vecinos.
Se han subido todas y cada una de las tasas existentes y se han creado otras muchas, además de tener que pagar por un montón de trámites administrativos. Se llega al extremo y al ridículo de que para poder aplicar una solicitud municipal en el Ayuntamiento éste te exige un certificado de empadronamiento, que expide él mismo y por el que te cobra 5€.
Se han creado zonas nuevas de aparcamiento regulado incluyendo un parking, en plena zona comercial, por el que hay que pagar 2€ te quedes 3 horas o tardes 30 minutos en hacer una compra.
Como todas estas medidas impositivas son el chocolate del loro para el volumen de deuda que manejamos en Arganda, la solución a todos los problemas financieros parecen haberla encontrado en la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles. Durante el periodo 2005-2015 el IBI habrá subido en Arganda un 100%. Es decir, cada vecino habrá visto como se duplica se recibo del IBI mientras se devalúa el precio de su vivienda para financiar la mala gestión de sus gobernantes.
El problema que tiene centrar toda la financiación en este impuesto es que este se recauda principalmente en diciembre. Tarde al entender del Alcalde que ha decidió adelantar su recaudación al mes de agosto en 2014.
¿Cómo es posible que con la cantidad de ingresos que ha tenido el Ayuntamiento por venta de terrenos, vía licencia de obras y demás derivados de la burbuja inmobiliaria nos encontremos en esta situación con 122 millones de euros de deuda?
Es evidente que la mala gestión del dinero por parte de los responsables municipales ha influido, pero ha sido necesaria su falta de honradez para llegar a este extremo.
Decíamos al principio que Arganda del Rey, además de ser la capital del sureste madrileño, tiene el dudoso honor de ser el epicentro de la trama Gürtel en Madrid. El exalcalde, Ginés López, y los dos antecesores del Gerente de la Empresa Municipal de Fomento, Benjamín Martín Vasco y Juan Fernández, están imputados en el sumario y no por cantidades pequeñas.
En Arganda se han adjudicado obras a empresas relacionadas con la trama Gürtel con una frecuencia más que sospechosa, y en todas y cada una de ellas, los sobrecostes en los que se ha incurrido han sido millonarios. Por no aburrir con muchas cifras sirvan este par de ejemplos.
A Teconsa se le adjudicó la piscina municipal del barrio de La Poveda por un valor de 3.064.000€ y entregó la obra con varios años de retraso habiendo costado 4.950.000€, es decir, 1.886.000€ a mayores. También se le adjudicaron dos tramos de la vía de circunvalación AR30 con un resultado más escandaloso aun. 5.811.486€ presupuestados que se convirtieron en 17.203.444€ de ejecución. Nada más y nada menos que 11.391.958€ de diferencia. No en vano cada kilómetro de AR30 costó 7 veces más que un kilómetro normal de autovía.
Y el otro ejemplo, Hispánica. A ellos se les adjudicó, entre otras cosas, la remodelación de los polígonos, que no se ve por ningún lado, pero que se licitó por 15.022.148€ saliendo al final 17.743.436€ de la caja del Consistorio. Estamos hablando de otros 2.721.288€ de sobrecoste. Hispánica también construyo un par de tramos de la AR30 incurriendo en una desviación de 825.530€ sobre un presupuesto inicial de 4.128.308€.
Sin embargo, el pelotazo más sonado ha sido el de la UE124 o área de centralidad, terrenos que siguen desiertos ya que Martinsa tras adjudicarse el proyecto, de forma ilegal según consta en el sumario, dejó colgado al Ayuntamiento. Fernando Martín se adjudicó los terrenos por 77 millones de euros para vender después un tercio de ellos por 73. El negocio del siglo. Más aun si consideramos que al final sólo pagó al Ayuntamiento 67 y no los 77 millones acordados.
Millones y millones de euros en el debe que caen como losas sobre las espaldas de los vecinos de Arganda. Y es que en estos años no nos hemos privado de nada. Hemos tenido la ‘boda real’ del exalcalde al más puro estilo de los Aznar, hemos tenido nuestras ediciones de Rock in Rio, otros sumidero por donde se ha escapado el dinero de todos y hasta eventos de repercusión internacional como el Mandela Day, que aunque finalmente no llegó a realizarse aquí, por el módico precio de 250.000€ los vecinos de Arganda del rey podemos presumir de tener una foto de Pablo Rodríguez Sardinero, nuestro Alcalde por antonomasia que diría José Luís Cuerda, con Morgan Freeman.

1 comentario:

  1. Creo que, sobre todo la gestión de la obra de la Ar 30.. debería ser un hecho delictivo.. y ser punible con carcel... mínimo.. porque yo pediría hasta indemnización para las arcas del ayuntamiento..

    lo que tiene que haber metido ahí.. y como es posible que en los mejores años que se han visto de bonanza.. estemos como estamos.. aunque entiendo que estemos como estamos

    ResponderEliminar